España o mejor dicho la Península Ibérica tiene un rico conjunto de montañas, cordilleras, climas, regiones, alturas, culturas… teniendo en este relativo poco espacio 4 cordilleras importantes y otros tantos conjuntos montañosos: Los Pirineos ya están diferenciados con sus propias secciones al ser la cordillera referente del país, el resto: Sistema Central, Cordillera Cantábrica, Sistemas Béticos, Sistema Ibérico… con un amplio, sobresaliente  y diferenciado patrimonio geológico, geográfico y natural estarán en esta sección, así como regiones o lugares notables por sus numerosas visitas. Sistema Ibérico y Central son nuestras cordilleras interiores, éstas cruzan en diagonal y perpendicular el centro de la península. La Cordillera Cantábrica con los espectaculares Picos de Europa al norte casi lindando con el mar que lleva su nombre, preciosa, verde y misteriosa. Los Sistemas o Cordilleras Béticas al sur y sureste siendo el conjunto más amplio, alto y extenso, así como complejo de todo el territorio nacional. Sierra Nevada alberga la máxima altitud de la Península Ibérica, forma parte de la Cordillera Penibética que es uno de los Sistemas Béticos, ésta también está diferenciada con sus propias secciones en la web. Todo un país para recorrerse y para no cansarse de descubrir y subir montañas hermosas, espectaculares y con personalidad, diferencias por su altura, clima o latitud en la que se encuentran.

Murcia

La provincia de Murcia al estar tan cerca de Alicante, mis primeras montañas, merece una sección para ella sola por la cantidad de montañas que visitamos. De norte a sur y de oeste a este las montañas murcianas pueden tener características y climas muy diferenciados, como pasa con Alicante, pero en este caso diferenciaré las montañas de la Región del Noroeste, las más altas (Revolcadores, Villafuerte, de Los Álamos, de Los Frailes, Zacatín…) al oeste de una línea imaginaria entre Moratalla, Caravaca de La Cruz y el cauce del Río Quipar hasta la provincia de Almería: Aquí cabe destacar el techo de la provincia con el pico Revolcadores que sobrepasa los dos mil metros (2.015 mts.) y que se encuentra en lo que llamaríamos el cuadrante subbético (Prebético y Subbético) de más altura (repartido entre las muy cercanas provincias de Granada, Jaén, Albacete, Murcia y casi Almería). Al este de la nombrada línea imaginaria quedarían el resto de sierras y montañas de climas más secos y menos fríos con menor altura como El Carche, La Pila, Carrascoy, Ricote… cabe destacar Sierra Espuña y su formidable singularidad: isla de mayor pluviometría entre la sequedad, de bosques prodigiosos con una historia entrañable y casi de cuento que luchan contra la desertización.

Cordilleras del Betis

Los sistemas montañosos al sur de la Península Ibérica se podrían diferenciar en 2: Sierra Morena y las Cordilleras Béticas. Son las cordilleras del Betis ya que rodean la Depresión del Río Guadalquivir, llamado en anteriores tiempos: Betis. Las provincias de Murcia, Alicante y Sierra Nevada, aunque pertenecen a las Cordilleras Béticas ya tienen su propia sección. Sierra Morena limita al norte de la Depresión Bética con la Meseta Sur de la península, y la extensa, larga Cordillera Bética abarcan desde la Punta de Tarifa en Cádiz hasta el Macizo del Mondúver en Valencia (las Islas Baleares serían el seguimiento de la cordillera), diferenciándolas de sur a norte y de oeste a este: Cordillera Penibética (Sierra Nevada), Cordillera Subbética (La Sagra), y Cordillera Prebética (Cazorla y Segura). Éstas dos últimas están prácticamente unidas, únicamente diferenciadas por el tipo de roca o formación, como ocurre con el Pirineo Axial y el Prepirineo Interior. Cientos de sierras y montañas notables forman estas cordilleras béticas; cabe destacar la parte norte central, el llamado cuadrante subbético, en la encrucijada de las provincias de Jaén, Albacete, Granada y Murcia donde se unen en un amplísimo terreno montañas y sierras de considerable representación de las cordilleras: las sierras de La Sagra (2.383 mts.) en Granada, Cazorla (Cabañas, 2.026 mts.) y Segura (Empanadas, 2.107 mts.) en Jaen, Alcaraz (Almenara, 1.796 mts.) y Taibilla (Alto de Las Cabras, 2.083 mts.) en Albacete… son algunas de ellas.

Cordilleras centrales

En el centro de la Península Ibérica tenemos una serie de sistemas montañosos los cuales irán incluidos en esta sección. De entre ellos los más importantes son: Sistema Central, que separa las dos mesetas españolas y las Castillas (Nueva y Vieja) desde Salamanca/Cáceres hasta Soria/Guadalajara haciendo un arco con la misma forma que el término de la provincia de Madrid hacía el noroeste. De entre sus sierras más importante destaca la Sierra de Gredos, con el pico más alto del sistema, el Almanzor (2.592 mts.), la Sierra de Guadarrama, Ayllón, de Gata, Béjar o Candelario… esta justo en el centro de la península atravesándola de oeste a este, hasta toparse con las montañas del Sistema Ibérico. El Sistema Ibérico, recorre parte del centro, noreste de la península entre las provincias de Burgos y Valencia, de forma que la recorre en diagonal, siendo el sistema que cierra la Depresión del Ebro por su sur y oeste. De entre sus sierras y montañas más importantes caben destacar la Sierra del Moncayo con la máxima altitud del sistema (2.315 mts.) entre las provincias de Soria y Zaragoza, Los Picos de Urbión, Sierra de La Demanda, Sierra de Albarracín, Serranía de Cuenca, Sierra de Gúdar, Javalambre… se podría decir que llega desde el Mediterráneo de Castellón hasta las altas llanuras de Burgos, haciendo que en la parte que comparten las provincias de Teruel, Castellón, Valencia, Cuenca y Guadalajara tenga su mayor extensión.

Cantábrico y Picos de Europa

En esta sección podemos englobar las montañas y cordillera del norte de la península ibérica sin contar los Pirineos y Cataluña que ya tienen su propia sección. La principal protagonista es la Cordillera Cantábrica que surca paralela a la costa del Mar Cantábrico, todo el norte desde el País Vasco hasta Galicia, siendo los espectaculares Picos de Europa su representación más enérgica y espectacular, repartidos en 3 macizos claramente diferenciados. Los Montes Vascos podríamos decir que son la confluencia de la nombrada Cordillera Cantábrica y los Pirineos que vienen de Navarra con muy baja altitud ya. También podíamos contar el único sistema montañoso que no mira al cantábrico del norte peninsular tapado por la misma Cordillera Cantábrica y son los Montes de León. Los Picos de Europa magníficas montañas calcáreas de agujas, torres de roca separadas por esas depresiones sin agua que son los Jous; tres macizos separados por profundos cañones como el del Cares y con las máximas altitudes de la cordillera como el Torre Cerredo (2.648 mts.) o la Torre Santa de Castilla (2.598 mts.) con una prominencia propia de montañas alpinas y unas características propias de ellas. Pero no hay que olvidar otras montañas fuera de Picos de Europa en la misma cordillera como el Peña Ubiña, el Teleno (Montes de León), Gorbea y Aizkorri (Montes Vascos)… montañas rodeadas de profundos y verdísimos valles que le confiere la orografía de unos ríos que nacen tan cerca del Mar Cantábrico. Montañas llenas de leyendas, mitos y tradiciones celtas.